El Mein Schiff 5 usa terminales BlueTraker LRIT para monitorear sus viajes

La identificación y seguimiento de largo alcance se ha convertido en crucial, para los grandes cruceros como el Mein Schiff 5 (de propiedad de la compañía de viajes alemana TUI Cruise) para rastrear con precisión los movimientos del barco. Datos de gran riqueza son recogidos por el BlueTraker LRIT y son enviados para su posterior análisis, por el APR (informe de posición automática), lo que le da al operador de la flota la capacidad, en tiempo real, de supervisar más de cerca las actividades del barco y de analizar los datos con su propio software.

 

 

Las posiciones exactas son esenciales, ya que el barco a menudo tiene que reaccionar dinamicamente a los cambios en el clima y a los otros barcos, en el mar. La función pre-programada del informe de posición del BlueTraker LRIT entra en uso como operador de flotas, y es capaz de ver ciertos puntos de referencia y de si el barco se encuentra en su marco de tiempo programado. El operador de la flota puede enviar en tiempo real el sondeo (polling) de informe de posición a pedido para obtener informes posicionales siempre que lo deseen.

El Mein Schiff 5 comenzó su viaje en Julio y navegará hasta octubre del 2016, siguiendo el Norte de Europa y el Mediterráneo. La actual posición de seguimiento del barco puede ser monitoreada en el sitio web:

https://tuicruises.com/mein-schiff-5/daten/

El Mein Schiff 5 pasará el verano operando variados cruceros al Báltico, a Noruega y a Europa del Norte y Occidental. Al Caribe, está previsto para el invierno. Esta es la razón, por la cual, el barco está equipado con un terminal BlueTraker LRIT, el cual opera en temperaturas que oscilan entre los -25 ° C y los 70 ° C.

Para los cruceros que viajan en invierno, la versión BlueTraker LRIT Ártic es la elección correcta, como las características únicas de la gama de los productos BlueTraker Ártic, que permiten funciones tales como, el arranque en frío a temperaturas tan bajas como a los -40 ° C y operar en rangos de temperaturas extremas en el Ártico, tan bajas como a los -50 ° C.

 

Scroll to Top